Las instituciones culturales y los nuevos entornos digitales

Posted on Actualizado enn

Toda  institución cultural, pública o privada, fomenta, difunde, educa, cultiva, genera debate y reflexión e, incluso, potencia la investigación en las áreas de las que se ocupa. Intenta llegar al mayor número posible de personas y colectivos. Para ello crea proyectos culturales -exposiciones, seminarios, instalaciones, conciertos, muestras, festivales…- y transmite sus conocimientos a través de la difusión de la información y los contenidos que genera.

Para conseguir estos objetivos son necesarias diferentes estrategias de comunicación de sus actividades y conocimientos, así como de la propia institución; y herramientas que permiten dar visibilidad, propagar y compartir los contenidos de sus actividades tanto en el seno de la institución como fuera de ella.

Nuevas formas de trabajar: herramientas participativas

  • Los gestores de contenidos

Más que nunca, los departamentos de comunicación de los museos e instituciones culturales necesitan poder acceder y compartir el conocimiento cultural que generan sus distintos departamentos: archivos, bases de datos, bibliotecas especializadas, documentos, imágenes, vídeos, audios, interactivos, reportajes…

¿Cómo hacerlo? Los gestores de contenidos son una muy buena herramienta participativa y de fácil uso que nos permite organizar, aprovechar y compartir todos estos materiales, a través de la web, con los múltiples usuarios de la red y de las propias instituciones.

  • Información y contenido de las Webs

Debemos tener presente que la información y los contenidos de las webs deben respetar la estructura de pirámide invertida, en la que los datos se ordenan y escriben siguiendo una pauta de interés decreciente: de lo más a lo menos importante.

Antes de diseñar una web y establecer el orden de prioridades es imprescindible crear un equipo heterogéneo: informáticos, documentalistas, periodistas, especialistas en multimedia? que se complementen o incluso que aporten perspectivas diametralmente distintas.

  • Difusión de actividades culturales en entornos digitales

El correo electrónico y los newsletter son, quizás, las herramientas de difusión y marketing más conocidas y utilizadas para difundir y promocionar las actividades de las instituciones culturales. Abusar de este tipo de comunicación de manera indiscriminada y sin una estrategia definida suele ser contraproducente.

Algunas herramientas básicas son:

    • RSS . Redifunde contenidos a suscriptores de un sitio web sin necesidad de navegador. Esta aplicación se utiliza a menudo en museos e instituciones culturales para comunicar la programación, la agenda y noticias diversas.
    • Podcast y videocast. Permiten la creación de archivos de sonido (podcast, generalmente en formato mp3) y de vídeo (videocast) y su distribución mediante un tipo de archivo que facilita, por un sistema de suscripción, que el usuario lo descargue de internet y lo escuche cuando y donde quiera, desde un iPod, un mp3 o mp4, un ordenador (portátil, PC o Mac). El Metropolitan Museum of Art (Met) de Nueva York, por ejemplo, realiza podcasts promocionales de las exposiciones en colaboración con los comisarios y con el departamento de educación, para desarrollar los contenidos.
    • Streaming . Permite transmitir audio y vídeo a través de la red sin necesidad de descargar los archivos en el disco duro del ordenador. Existen tres modos de streaming: en directo, en diferido y bajo demanda.
    • Descargas en móviles -en versión SMS o MMS-, PDA, PSP? Los museos e instituciones culturales utilizan cada vez más estas herramientas para difundir sus actividades, pero también como plataformas interactivas. La Tate Gallery, por ejemplo, propone a sus visitantes interesantes juegos interactivos para dar a conocer la obra de diferentes artistas y su época.
  • Los blogs y las instituciones culturales

Sería interesante que la institución creara una red de blogs personales de sus usuarios y colaboradores. A través de ellos, sus proyectos tomarían relevancia. Y se les daría la oportunidad de editar sus propios contenidos en un contexto con el que se sienten afines.

En este marco, las instituciones culturales podrían ser un espacio de referencia para temas afines en internet. Y aportarían identidad, al tiempo que organizarían una comunidad, fortaleciéndola y ayudándola a crecer.

La estrategia de las instituciones culturales no sería, pues, promocionar sus actividades, programas o contenidos a través de blogs institucionales, sino convertir las acciones promocionales en una herramienta de soporte a la comunidad.

Para ello deberían crear espacios adecuados y facilitar las herramientas y los conocimientos necesarios para que los usuarios pudieran producir sus propios blogs.

Documento consultado

Teresa Roig. Artículo 7.4 Las instituciones culturales y los nuevos entornos digitales [en línea]. En Cristòfol Rovira; Lluís Codina (dir.). Máster en Documentación Digital. Barcelona: Área de Ciencias de la Documentación. Departamento de Comunicación Audiovisual. Universidad Pompeu Fabra, 2009. http://www.documentaciondigital.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s